jueves, 30 de marzo de 2017

MARTA UNZUÉ, SOBRINA DE JUAN CARLOS UNZUÉ, ES LA CAPITANA DEL FC BARCELONA FEMENINO



"Nos perjudica que la gente no venga a ver el fútbol porque cree que no jugamos bien, no tenemos tanto seguimiento de los aficionados"




"Somos buenas cuando tenemos el balón, como el primer equipo"



Hace 10 años, Marta Unzué (Pamplona, 27 años) dejó su casa para jugar al fútbol en el Barça con una condición: les prometió a sus padres que iba a estudiar. Cumplió. Se graduó en INEF y realizó una máster en rendimiento de tecnificación y alto nivel deportivo en la Universidad de Barcelona. Pero nunca dejó la pelota. Sobrina de Juan Carlos Unzué, segundo entrenador del primer equipo, y capitana del femenino, vivió la transformación del plantel, del descenso a convertirse en profesionales y ganar en los cuartos de final de la Champions ante el PSG en el Miniestadi.


-¿Alguna vez te imaginaste que ibas a vivir del fútbol?
-No, nunca. Que podía a llegar a jugar en Primera, sí. Pero profesional, no. Y mucho menos jugar una Champions.
-¿En qué ha cambiado el fútbol femenino?
-Por suerte, ahora no tenemos problemas relativos al machismo. Hace mucho que no escucho según qué cosas cuando vamos a jugar un partido. Cuando empecé, íbamos a diferentes campos de toda España, y se oían los típicos comentarios: ‘Las mujeres no servís para jugar al fútbol, idos a fregar platos’. Este tipo de cosas ya no se escuchan, pero creo que la sociedad sigue siendo machista aquí en España.



-¿En qué sentido?
-Un ejemplo: a nosotras nos perjudica que la gente no venga a ver el fútbol porque cree que no jugamos bien. Es por eso por lo que no tenemos tanto seguimiento por parte de los aficionados.



-¿Estáis ayudando a romper prejuicios?
-Como equipo seguro que sí. Ahora que somos profesionales y que un club como el Barcelona ha apostado por nosotras, claro que eso ayuda al fútbol femenino en España. Pero al final, nos lo hemos ganado. Ganamos cuatro Ligas seguidas, tres Copas de la Reina, y hemos estado compitiendo en la Champions con equipos que son superiores al nuestro como el Arsenal, el Wolfsburgo. Sin estos resultados, el club no hubiese apostado por nosotras.



-¿Cómo fue la transición?
-En mi primera temporada en el club, hace 10 años, descendimos. Entrenábamos de noche en el campo de Hospitalet Nord, que parecía un campo de patatas. Pero Xavi [Llorens, el entrenador] siempre confió en nosotras. De hecho, cuando fiché por el Barça le dijo a mi padre: ‘El primer año vamos a descender, pero en cuatro o cinco años vamos a ganar la liga’. La clavó. A partir de la primera Copa de la Reina que ganamos, —en 2011, ante el Espanyol—, nosotras empezamos a creérnoslo. Antes, siempre se había escuchado hablar del Rayo, del Levante, del Espanyol y del Athletic, que eran los típicos equipos que estaban por encima de todos en España.


-¿Todavía estáis muy lejos del primer equipo masculino?
-Nosotras no estamos acostumbradas a tanta presión mediática y al final se tienen que aislar un poco de todo, porque si no, no pueden vivir. Últimamente siempre que nos cruzamos con ellos, nos saludan y nos preguntan cómo estamos, cómo nos va. El otro día una compañera mía tuvo una entrevista con Bravo y él sabía un montón de datos de ella: de sus paradas, de sus goles encajados. Y no se los había estudiado.


-¿Messi también está al tanto?
-Messi seguro que también. Coincidí con él en los premios de la Liga y me sorprendió. No me lo esperaba tan cercano, pensaba que era más callado. Como el míster lo tuvo cuando él llegó al Barça, nos pusimos a hablar y salió el tema de sus hijos. No hablamos de muchas cosas de fútbol, pero es muy simpático.


-¿Cómo le pudisteis eliminar al Rossengord de Suecia?,
-Salmos a jugar la pelota, porque si vamos a correr, a ir al choque, en ese juego físico nos iban a ganar.  Nosotras somos buenas cuando tenemos el balón. Nos pasa igual que el primer equipo. Tenemos que jugar a dos o tres toques, rápido, y meter las ocasiones que tengamos, que es lo que hicimos, un gol allí y dos aquí.



Y AHORA  TOCA EL PSG DEL MORBO

-Sigue sonriendo el Barcelona Femenino en Europa. Más de 7.000 personas disfrutaron en el Mini Estadi con vosotras, que disteis continuidad al buen hacer exhibido la semana pasada en Suecia y lograsteis con todo merecimiento el billete para las semifinales de la Champions. 
-¡Y va a ser con el PSG!, que tedrá mucho morbo tras lo sucedido en la famosa remontada. a  ser con el PSG que tendrá mucho morbo tras lo sucedido con el equipo de Messi en la famosa remontada.  Es lo nunca visto en la historia de la sección. De ahí la tremenda alegría de la parroquia culé, que poco a poco gana interés por el equipo femenino y sueña con verlo en la final que se jugará el 1 de junio en Cardiff (Gales).

No hay comentarios:

Publicar un comentario